En una nube después de acudir a la cata a ciegas de Bollinger 2004

Es un gran honor poder haber disfrutado de una de las mejores catas en la que he asistido, una gran bodega con una gran historia y nada que decir de su manera de hacer, en esta ocasión nos presentan su añada nueva 2004 pero no es una cata al uso…

Cata a ciegas BollingerCata a ciegas, empezamos con las dos primeras copas con las mismas características (Bollinger RD 2002) pero con un matiz que las hace diferentes, ese matiz es el tiempo. Con tan solo 15 minutos de diferencia de copa a copa con el mismo productos los aromas a percibir en nariz y boca son totalmente diferentes, las flores y frutas más verdes dejan paso a fruta como el albaricoque ¡para flipar! Las tres siguientes copas de un mismo producto con otro matiz que tenemos que descubrir, el nivel de azúcar siendo el porcentaje de 3 gramos (Bollinger RD 2004) que se comercializa, un ejercicio muy interesante para ver otras posibles propuestas y la manera de hacer del porcentaje de azúcar .

El último ejercicio de la cata es ver las características que tiene un champan del mismo año con diferente degüelle (Bollinger 1996) Brutal!!!!

Cerramos la cata con Magnum 2004 fiel a la filosofía de Madame Bollinger.

Gracias a Celler de Gelida y Bollinger (web)por la experiencia.

 

Pin It on Pinterest