Bar Arnau (Hotel España, Barcelona)

Dicen los expertos en mixología que existen tantas maneras de servir un Dry Martini como clientes, pero ninguna tan solicitada como la que puso de moda el agente secreto más famoso del celuloide, James Bond, quien lo tomaba “agitado, pero no revuelto”.

Los caminos del cine y de la coctelería se han entrecruzado en innumerables ocasiones, regalándonos algunas de las escenas más brillantes y memorables del séptimo arte.  De esta forma, combinados como el White Russian, el Vodka Tonic o el Champagne cocktail han quedado irremediablemente asociados en el imaginario colectivo a películas como El Gran Lebowsky, Lost in Translation o la mítica Casablanca, donde Ingrid Bergman y Humphrey Bogard brindaban por su viejo amor en el Rick’s Café.

Rindiendo homenaje a esta estrecha relación entre el mundo del cine y la coctelería, el Bar Arnau del Hotel España nos propone disfrutar de su carta de cócteles cinematográficos, inspirados en famosas películas y series de televisión.  Una colección de tragos largos y cortos que nos transportarán a la América de El Padrino o los salones del Casino Royale.

1962 DRY MARTINI (James Bond 007)
Gin, perfume de Martini seco, oliva o piel de limón. Servido a su gusto: agitado o revuelto.

1955 WHISKEY SOUR (La tentación vive arriba)
Bourbon, azúcar y zumo de limón.

1972 MANHATTAN (El Padrino)
Bourbon, Martini rosso y angostura.

1961 MINT JULEP (Réquiem por una mujer)
Bourbon, azúcar, zumo de limón, menta y soda

1998 COSMOPOLITAN (Sexo en Nueva York)
Vodka, zumo de lima, Cointreau y arándanos

Pin It on Pinterest