El Clos du Mesnil del milenio vuelve a poner de manifiesto el savoir-faire de la Maison más laureada del mundo del champagne.

 Krug Clos du Mesnil nace en un pequeño y centenario jardín vallado de tan solo 1,84 hectáreas situado en el corazón del pueblo de Mesnil-sur-Oger, uno de los más renombrados de la región de Champagne. Para poder preservar su estilo y sabor incomparable, la Maison Krug selecciona las mejores y más exquisitas uvas de este singular jardín.

Krug Clos du MesnilKrug Clos du Mesnil es único en todos los sentidos. Es la excepción a la regla del “assemblage” de Krug: producto de una sola cepa, una sola añada y un solo viñedo histórico; es capaz de ofrecer una nueva dimensión de la pureza nítida del Chardonnay.

Los muros de este pequeño jardín lograron proteger unas deliciosas y maduras uvas del fuerte granizo que devastó gran parte del pueblo Mesnil-sur-Oger. De esas excepcionales e irrepetibles uvas nació Krug Clos du Mesnil 2000, un inconfundible y elegante Chardonnay.

Krug Clos du Mesnil 2000 es la primera cosecha del nuevo milenio después de la exitosa década de los años 90 y el reflejo de la incomparable capacidad de la Maison para sorprender y deleitar con la calidad de esta añada.

La pureza de la Chardonnay y los aromas minerales de este pequeño jardín se equilibran con un sugerente gusto a miel, característica particular de este Champagne, siendo un preludio de frescura que palpita en el paladar y seduce a los sentidos.

Pin It on Pinterest