Moda y gastronomía. Dos mundos no tan diferentes.
La tendencia que los creadores provocan en sus pasarelas con los tejidos, colores, texturas, volúmenes, líneas, etc. Es la misma que usan muchos cocineros y pasteleros en sus platos, un objetivo en el cual los dos tipos de profesionales buscan no pasar inadvertidos y gustar. Teresa Helbig diseñadora catalana con Atelier en la condal nos facilita un modelo en el cual Josep Armenteros (Restaurant Gaig) se inspira para una de sus últimas creaciones en la carta de postres. Colores, volatilidad, frescor, dulzura, sensualidad, picardía, etc. Adjetivos que en las dos imágenes podemos encontrar.

Pin It on Pinterest