Piña y vainilla por un tubo y Ardbeg por Josep ArmenterosJosep Armenteros y Ardbeg

Considerado por muchos como objeto de culto, Ardbeg, el mejor whisky del mundo, es el punto y final del dulce que Josep Armenteros, jefe de pastelería del Restaurant Gaig, ha seleccionado para su postre: Piña y Vainilla por un Tubo y Ardbeg.

La fusión de la calidez de la vainilla, con la piña caramelizada y los tostados de mantequilla de la galleta troceada, hacen que al flambear el postre con Ardbeg se potencien los aromas y el gusto frente al cliente, que empieza a salivar con solo ver el ritual.

La historia de esta emblemática destilería así como la personalidad de este inimitable whisky hicieron de su elección la mejor alternativa. Tal y como explica el propio Josep Armenteros: “Me encanta trabajar con flambeados para que el servicio de sala en el restaurante sea más divertido a la vez que se recupera la técnica frente al cliente. Había utilizado otros licores pero nunca whisky, con ayuda de los somelieres del restaurante, exponiéndoles el postre que quería elaborar, me recomendaron sin duda un whisky que tuviera notas ahumadas. Ardbeg 10 años era el whisky perfecto gracias a sus notas ahumadas, la turba, su cítrico-mentolado e incluso la pimienta, y hacía de nuestro postre un círculo redondo.”

Una delicia para el paladar con el inconfundible sabor de Ardbeg.

Este dulce postre para los amantes de Ardbeg y de la buena cocina se presenta como la mejor opción para clausurar un festín gastronómico en uno de los restaurantes más prestigiosos de Barcelona.

Restaurante Can Gaig, Aragó 214, Barcelona

PVP: 11,50€

Pin It on Pinterest