Su nombre ya lo indica SUCULENT…….oooohhhh. Empiezas a mirar la carta y te apetecen más platos de trapear de los que tu cuerpo puede asimilar y descartar es difícil. La siguiente opción es recomendación, y difícil también… pues a lo grande. Hay que probar todo y la verdad es que chapeau. Carles Abellan ha conseguido de un supuesto bar sin pretensiones que las tapas y guisos estén de redoble, desde el paté hasta el pil pil y los callos, está claro que los grandes en la franja que se muevan son grandes.

Suculent – Casa de menjars

Rambla del Rabal, 43 (BCN)

93 443 65 79

Facebook Suculent

Pin It on Pinterest