“La cocina de Ramón Freixa obtiene tres Soles, el máximo galardón concedido por la prestigiosa Guía Repsol.

El próximo 1 de diciembre Freixa se convertirá en actor en la road movie ‘Guiados’, que se exhibirá en el evento de presentación de la Guía Repsol 2012.

El restaurante Ramón Freixa Madrid conquista por primera vez los tres Soles de la prestigiosa Guía Repsol 2012, máxima distinción que concede a la calidad gastronómica. Este reconocimiento fue desvelado ayer en el marco de San Sebastián Gastronomika 2011 por la directora de Reputación Corporativa, Marca y Comunicación Digital de la Guía Repsol, Pilar Marqués. Además, anticipó que la presentación oficial de la Guía Repsol 2012 será el próximo 1 de diciembre en Madrid, en un evento en el que se exhibirá ‘Guiados’, la primera road movie de Jorge Dorado inspirada en los contenidos de la Guía, en la que podremos ver por un día la faceta de Ramón Freixa como actor, junto a los nuevos cocineros con tres Soles Repsol y a los pilotos del equipo Repsol, Marc Coma y Toni Bou.

Los tres Soles concedidos a Ramón Freixa son un reconocimiento al trabajo del chef catalán y al de todo el equipo de su restaurante madrileño que juntos han conseguido la excelencia tanto en la cocina, como en las instalaciones y servicios del restaurante. Un nuevo premio de la crítica especializada que el chef catalán suma a sus dos estrellas Michelín (la primera obtenida en 2009 tras sólo seis meses desde la apertura del local), el premio Millésime 2010 al Mejor Restaurante y el premio Madrid Fusión 2011 al Mejor Restaurante.

Así es Freixa

Ramón Freixa es hoy en día uno de los cocineros más brillantes del país. Con una cocina muy personal, en la que revela su carácter innovador y su magistral dominio de la técnica y en la que manifiesta una gran pasión por el producto, por los sabores  y aromas mediterráneos. Así, sus platos, de base tradicional y presentación original y lúdica, denotan un sabor muy definido y reconocible por el público y provocan en el comensal sensaciones como la sorpresa o el reencuentro con la infancia.

Pero para el joven chef, no sólo es importante la oferta culinaria, sino que da una gran importancia al servicio y el espacio. Ramón Freixa Madrid es un coqueto local de 35 comensales, ubicado en el lujoso hotel boutique Único, con mesas amplias y bien separadas, en el que no se atiende, sino que se mima a la clientela. El restaurante está elegantemente decorado con elementos clásicos y modernos entre los que destaca un gran mural de la Gran Vía madrileña que preside la sala. Cuenta además con un patio ajardinado para cenar al aire libre en verano.”

 

Vía accionycomunicacion

Pin It on Pinterest